Otro día

Inspirado lo que estoy

ya que no sé donde voy.

 

Malherido tan solo

del corazón roto. 

 

Aunque esto parezca,

mañana amanecerá

igual que otro día,

igual que otro día igual. 

 

Jose Luis Segura Coronil. 

Una de cuentos

Qué es lo que tienen tus ojos

que no me dejan vivir

que me han matado por dentro

dejándolos de sentir.

 

Quería hacer algo especial,

una carta sin igual,

una letra verdadera

que me acercara a tu vera.

 

No me salen las palabras

de tu boca callada,

de tu lengua enroscada

a mi boca enrollada.

 

Uno de cuentos y cientos,

de marionetas y avionetas,

de azules y lindos palacios

y de preciosos topacios.

 

De estas tres ninguna

tiene reflexión alguna,

solo se qué la escribo

y que le encuentro sentido.

 

De cinco vidas estoy lleno,

la quinta no la entiendo,

que es lo que me dan

y les debo…

 

Jose Luis Segura Coronil.

Algún día.

Algún día sabrás

cuanto te quiero,

algún día sabrás

que por tí, muero. 

 

Algún día entenderás

cuanto te aprecio,

algún día empezarás

a quererme de nuevo.

 

Algún día mirarás

cuanto habíamos vivido,

algún día juzgarás

el no haberme querido. 

 

Algún día sabrás

cuando hayamos perdido,

algún día valorarás

a la persona que no olvido.

 

Algún día besarás

cuando ya no quede nada,

algún día caerás

en una boca descuidada.

 

Algún día te rozarás

cuando no halla paredes,

algún día sentirás

el no tocarte siempre.

 

Algún día tú estarás

en algún lugar donde

algún día, tal vez,

ya no hayan días de más. 

 

Jose Luis Segura Coronil. 

Vivir es increible

Así es la vida

pura como el agua,

como los recuerdos

me inundan contigo. 

 

Así es a tu lado,

todo libertad,

si tus poros se

acercan a mi alma. 

 

Así es la intuición

más bonita que conocí

sin apenas buscarla. 

 

Vivir es increíble, 

y lo sé que contigo

sería vivible. 

 

Así es vivir

sin pensar

y lo mejor de todo

dejarse llevar.

 

Recuérdame siempre

como te recordé, 

recuérdame a oscuras

como te imaginé.

 

Así déjame soñar

despierto contigo,

y déjame vivir lejos

pero tenerte en mi ombligo.

 

Y déjame sentirte

o mejor aun olerte,

que más me quedo solo

aunque contigo en mi mente. 

 

Jose Luis Segura Coronil. 

Virgen del Rocío

Caí pensando en la muerte

en que algún día te vería,

recorrería tus entrañas

sin pensar un querer. 

 

Virgen santísima del Rocío

que surcas camino de Huelva,

cruzando montes eternos

de ensueño, luz y ternura. 

 

Sol nació en este trigo

la luz del alba brillar,

suenan despiertas canciones

la Virgen hizo llorar.

 

El lucerito del alba

empieza a descansar,

la Virgen coge andadura

hasta Ayamonte llegar. 

 

La Virgen camina, se para

es que se ha puesto a pensar,

ha visto una estrella brillando

que se ha quedado a mirar. 

 

Amapola en el campo encontré

en el manto suyo dejé,

Virgen Rocío soñé

volver a soñar otra vez.

 

Santa virgensita del Rocío

que por el camino

vas dando gracias

a toda gente pasar.

 

Sufriré yo hasta mi muerte,

hasta la luna esperar,

si la Virgen me da gracias,

¿Es mi muerte un gran pesar?

 

Jose Luis Segura Coronil.

Incertidumbre

Estar en la tumba

es como estar en el cielo,

solo que estar en la tierra

y sin un par de te quieros.

 

En la jungla de la vida

que va y viene y se avecina,

me he parado dos momentos

para mirarte desde adentro.

 

Me ha quedado ya más claro,

que lo tuyo es inhumano,

que el cielo es más sano, 

que el infierno es más malvado. 

 

Encerrado a cuatro paredes

como el pescado a la redes,

encontrados en el camino

de la diosa del destino. 

 

Jose Luis Segura Coronil.

Lejos de tí

Siempre quedará una oportunidad

un ultimo vagón al que saberse agarrar,

sé que nuestro amor fué verdadero

y que ahondo en grandes senderos.

 

Aunque no me contestes ahora

sigo pensando en las horas

en las que te tuve conmigo.

 

Porque tan pronto te fuiste

que en tan poco tiempo,

no me pudiste, ni quisiste,

y sin poder saborearlo

tan y tan lejos te fuiste. 

 

El día que nací, viví, 

el día en que te perdí, morí, 

el día en que te encuentre pereceré

al no poderte tener.

 

Cuatro pasos yo daré

para subir donde estés, 

mi tío, mi abuelo, madre y 

viejo me ayudaran a caer. 

 

Al estar al lado tuya

sentiremos ese aroma,

que nos concierne y ahoga 

por siempre sin más. 

 

Tal vez, me estoy pasando

y esto no es un arrebato,

solo es un mandato,

una carta de Colón

al gobernador de nuestro amor. 

 

A doscientos ahora de tí

y la distancia nos miente,

nos estamos quedando

al otro lado del mundo, 

del mar, de la vida,

de tí…

 

Jose Luis Segura Coronil.

 

 

 

Aquel que…

En sitios 

que tal vez imaginaba,

y después de tanto

y tal vez tanto buscar…

 

Un recuerdo aun me quedaba,

un llanto de dolor,

o de aliento,

o quizás,

de mimo…

 

Que nunca y en raras ocasiones

yo me daba,

y ahora se muy bien

que sin saber,

que sin buscarlo…

 

Yo mismo

en la soledad

con amor yo encontraba,

el amor propio y mío,

aquel que desde entonces

me faltaba…

 

Y ahora soy yo

el dueño de mi alma,

aquel que quizás,

una y otra vez sí fallaba,

pero aprendiendo…

 

A quererme,

pero de verdad,

la verdad que encontraba,

en cualquier lugar

de la nada…

 

Pero ahí , 

yo sí estaba,

queriendo así como yo soy,

solo yo me quiero tal,

así soy yo…

 

Feliz aquel,

el que más quiero,

mi ángel de la guarda,

yo por siempre te prometo…

 

Jose Luis Segura Coronil.

Blog at WordPress.com.

Up ↑

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Poesia y Emociones

Sumérgete en el mundo de las emociones a través de la poesía

%d bloggers like this: